martes, 11 de diciembre de 2018

Experiencias alternativas en Berlin


10 Planes/experiencias diferentes en Berlín


fuente en base a: iStock autor LeoPatrizi


Sabemos que si vienes a Berlín hay visitas tan imprescindibles que querrás ver si o sí. La Puerta de Brandenburgo, la Isla de los Museos o Alexanderplatz seguramente estén entre ellas. Sin embargo, esta es una ciudad con mil caras  en la que todos los intereses tienen cabida. te proponemos 10 planes diferentes para que completes tu viaje y puedas disfrutar de la ciudad bajo otra perspectiva.

1. Spreepark

Sabemos que si vienes a Berlín hay visitas tan imprescindibles que querrás ver si o sí. La Puerta de Brandenburgo, la Isla de los Museos o Alexanderplatz seguramente estén entre ellas. Sin embargo, esta es una ciudad con mil caras  en la que todos los intereses tienen cabida. te proponemos 10 planes diferentes para que completes tu viaje y puedas disfrutar de la ciudad bajo otra perspectiva.

Junto al espacio verde Treptower Park se construy¡o en 1969 el primer parque de atracciones de la RDA (República Democrática Alemana). Con la caída del Muro, el parque se reformó y se construyeron nuevas atracciones que encarecieron la entrada con la consecuente pérdida de clientes, cerrando sus puertas en 2.001, año desde el cual se encuentra abandonado.

Este es el nombre de una de las atracciones abandonadas más destacadas de Berlín. En los últimos años los lugares abandonados son uno de los platos fuertes de la ciudad, así que te proponemos uno de los más pintorescos.

En la actualidad y desde el 2.016 el espacio está siendo administrado por el grupo Grün Berlin GmbH, encargado de gestionar este espacio y también las visitas guiadas sobre dicho parque, las cuales se realizan en alemán e inglés.


fuente en base a: Flickr autor mabi2000


¿Cómo llegar?
S-Bahn Plänterwald (S8, S85 y S99)


2. Klunkerkranich
En el multicultural barrio de Neuköll se encuentra uno de los lugares de moda berlineses, ubicado en un sitio donde no te lo esperarías (algo muy berlinés también): en la azotea del centro comercial Neuköll Arcaden (hay que subir hasta el quinto piso y cruzar por un parking para llegar)

Ellos mismo se definen como "un jardín cultural", un espacio en el que disfrutar de la vista aérea sobre la ciudad al tiempo que puedes tomarte algo, escuchar un concierto, bailar al son de un DJ o deleitarte con una lectura de poesía.


fuente en base a: Flickr autor MitchAltman


¿Cómo llegar?
Karl-Marx-Straße, 66.

U-Bahn Rathaus Neuköll (U7)

3. Clärchens Ballhaus
Fundada justo antes de comenzar la Primera Guerra Mundial, la que podríamos traducir como Casa de Baile de Clarita es toda una isntitución en la Auguststraße. Cada día de la semana, se puede disfrutar de un baile distinto e incluso se dan clases danzarinas por un módico precio.

El salón principal está entre lo kitsch y lo encatador y desde luego, sentirás que el tiempo no ha pasado por estas salas. En el piso superior se ubica la Spiege Sall o sala de los Espejos con una decoración igualmente retro pero con mayor glamour, para recrear las fiestas que la florinata berlinesa festejaba en este espacio.


fuente en base a: Flickr autor Hillman54


¿Cómo llegar?
Auguststraße, 24.

S-Bahn Oranienburger Straße (S1, S2, S25, S26)


4. Olympiastadion
Construido para las famosas olimpiadas de 1936 durante el gobierno de la Alemania nazi, es uno de los ejemplos arquitectónicos de este momento que se conservan en la capital. Actualmente es el estadio del equipo de Berlín, el Hertha BSC, cuyos seguidores podríamos calificar de sufridores.




fuente en base a: Flickr autor daniel.stark


¿Cómo llegar?
Olympischer Platz, 3.
U-Bahn Olympiastadion (U2) y S-Bahn Olympiastadion (S3 y S9)

5. Spreewald
Paseos por el bosque, disfrutar de la bicicleta o navegar en canoa por los lagos de este bosque -que por cierto es la actividad más destacada de este lugar con hasta 300 km de vías navegables y canales- son algunos de los planes que puedes realizar si visitas este pulmón verde de la región de Brandenburgo declarado reserva de la biosfera por la UNESCO.

Famoso por su espectacular naturaleza, curiosamente es también conocido por la producción de pepinillos, producto que no  puede faltar en las comidas más alemanas. Un plan ideal para aquellos que estén buscando relajarse y  conectar con la naturaleza, con la ventaja de que se mantendrán, aún así, cerca del centro de la ciudad.



fuente en base a: Flickr autor Mike Bonitz


¿Cómo llegar?
Regional Exprés en dirección Cottbus (una opción es el Regional 2 con para de Lübbenau y desde aquí moverse en autobús hasta el punto que se quiera visitar).

Para ir más  libremente otra opción es alquilar un coche.

6. Colección Boros
Los museos y colecciones de arte en Berlín son muy amplias, ricas y variadísimas, pero es la colección de arte contemporáneo Boros una de las más espectaculares entre otras cosas por la peculiar ubicación en la que se muestra.

Especialmente llamativo es el antiguo búnker de 1942 encargado de refugiar las obras artísticas. En su día fue ocupado por la armada roja y empleado como cárcel al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Tras la caída del Muro fue una de las muchas discotecas techno más, que caracterizaron y caracterizan a la ciudad, hasta que en 2003 el diseñador Christian Boros lo convirtió en su hogar.

Aquí exhiben su colección de arte que abarca piezas desde 1990 hasta la actualidad. La visita solo se puede realizar con reserva previa.




fuente en base a: Flickr autor Songkran


¿Cómo llegar?
Reinhardstras, 20.

U-Bahn Oranienburger Tor (U6), S-Bahn+ U-Bahn Friedrichstraße (S1, S2, S25, S26, S3, S5, S7, S75, S9, U6)

7. Monster Kabinet
Escaleras de caracol, un sótano lúgubre y unos monstruos autómatas de metal. Este es el resumen de la experiencia que puedes vivir si visitas el Monsterkabinett, una especia de museo-show en el que las esculturas toman vida con sus chirriantes movimientos y hacen música. Una especie de circo de freaks metálicos que hará las delicias de aquellos que busquen una experiencia diferentes, bizarra y surrealista en su visita a la capital alemana.




fuente en base a: Flickr autor Fred Romero


¿Cómo llegar?
Rpsenthaler Str. 39.

S-Bahn Hackescher Markt (S3, S5, S7, S75, S9)

8. Zitadelle Spandau
Retirada hacia el noroeste de Berlín se encuentra Spandau, en su día independiente pero hoy un pedazo más de la gigantesca Berlín. Esta parte de la ciudad es especialmente pintoresca en los meses de invierno cuando se coloca su típico mercadillo navideño. Además de este evento invernal, destaca Spandau por su Zitadelle o ciudadela renacentista en el interior de la cual un pequeño museo nos habla de sus funciones a lo largo de los años.

La Zitadelle cuenta en su interior con el edificio más antiguo de Berlín, la Juliusturm o Torre de Julio en el siglo XIII. Desde aquí fue evolucionando hasta convertirse en una antigua fortaleza militar del siglo XVI caracterizada por su influencia de la arquitectura militar italiana y sus cuatro bastiones apodados: König, Königin, Kronprinz z Brandenburg, conectados entre sí por una muralla.



fuente en base a: Flickr autor Marcus Mehnert


¿Cómo llegar?
Am Juliusturm, 64.

U-Bahn Zitadelle (U7)

9. Thai Park
En un rincón verde al este de la ciudad surge como si de champiñones habláramos un espontáneo mercadillo de comida tailandesa que goza de una larga reputación en la ciudad. En el centro del Preußenpark un gran número de sombrillas pueblan el lugar y ofrecen exquisiteces de la comida tradicional tailandesa. La oferta es variada, muy tradiconal y suculenta, lo que garantiza la autenticidad de la experiencia. Los puestos se colocan en los meses de sol, cuando el tiempo empieya a ser agradable y está abierto solos los fines de semana.




fuente en base a: Flickr autor Rolf Dietrich Brecher


¿Cómo llegar?
Brandenburgische Straße
10707 Berlín
U-Bahn Konstanzer Straße (U7) y Fehrbelliner Platz (U7, U2, U3)

10. Teufelsberg
Este lugar es uno de los puntos más altos de una ciudad que se caracteriza por ser muy muy llana. Se trata de esta Montaña de Demonio, nombre que lleva debido a la proximidad con el lago Teufelsee (Lago del Demonio), de una falsa elevación formada por la acumulación escombros que se generaron después de la Segunda Guerra Mundial.

Pero Teufelsberg es además conocida por otro curioso uso que los americanos le dieron durante la Guerra Fría: era esta una antigua estación de escucha. En la actualidad, se hacen visitas guiadas en inglés y en alemán para conocer su apasionante historia. En su interior, los muros son además, uno de los mayores lienzos de graffitis de la ciudad, en los que florecen las muestras de arte callejero.



fuente en base a: Flickr autor Rolf Rae Allen
¿Cómo llegar?
Teufelsseechaussee 10

14193 Berlín
Autobús M49 o 218 hasta la parada Mohrungen Alle y caminiar 30 minutos hasta llegar.