sábado, 31 de octubre de 2015

TURISMO FUNERARIO POR BERLÍN

Tanto si eres de los que celebran Halloween a lo anglosajón como si eres más de los que prefieren rendir recuerdo y homenaje a sus difuntos el día de Todos los Santos, los cementerios pueden ser lugares dónde hacer un poco de turismo, sí sí, turismo funerario o necroturismo. Aquí os proponemos dos de los cementerios más bonitos y peculiares de la capital alemana.

El primero es el Jüdischer Friedhof Weissensee, el mayor cementerio judío de Europa. Este enorme camposanto data de 1880 y dentro de sus muros descansan más de 100.000 almas. Como no podía ser de otra manera, en el corazón del recinto se erige un monumento a las víctimas del nacionalsocialismo y cerca de la entrada se encuentra la sepultura de varias personalidades berlinesas de la comunidad judía.

El Jüdischer Friedhof lejos de ser un sitio frío y sin encanto, es más bien un bosque encantado donde sus 42 hectáreas cuentan con más de 115.000 lápidas entre las que destacan las de el político social Max Hirsch, el escritor hebreo Micha Josef Bin Gorion y el pintor Lesser Ury.

Llegar a este cementerio no es muy fácil con transporte público ya que no está hubicado en un sitio céntrico ni muy bien comunicado, podéis tomar el tranvía M13 hasta la Albertinenstrasse que es la parada más cercana y dar un corto paseo hasta la entrada que se encuentra en Herbert-Baum-Str. 45 - 13088.

Para los que prefieran una opción más accesible os recomendamos el Dorotheenstädtischer que es el cementerio donde reposan la élite intelectual alemana desde Heinrich Mann hasta el arquitecto Karl Friedrich Schinkel, pasando por los grandes filósofos como Georg Willhelm Friedrich Hegel o Johann Gottlieb.

Este camposanto fue creado en 1762 y ampliado en varias ocasiones. El entorno es verde y agradable, lo que seguramente agradecerán otras celebridades como el diseñador del Neues Museum,  Friedrich August Stüler o el poeta Bertolt Brecht y su esposa y dramaturga Helen Weigel, que también descansan allí. Sobre estos dos últimos, también mencionar que su casa museo se encuentra justo en la entrada del recinto.

Si queréis dar un paso entre todos estos nombres celebres de la ciudad y muchos más, los encontraréis en Chauseestrasse, 126 - 10115 - en el barrio de Mitte.