miércoles, 5 de diciembre de 2012

HÉROES DEL SILENCIO

Fuente: Berliner Morgenpost, Gedenksätte Deutsche Widerstand
Foto: Otto Weidt, Museum Blindenwerkstatt Otto Weit

Uno pensará seguramente en la banda musical al leer el título, pero nosotros hablamos aquí de todas las personas que ayudaron a judíos perseguidos  durante el Nacionalsocialismo. Aquí los llaman "Stille Helden", héroes quizás de los que nunca se ha hablado mucho, héroes que han permanecido en silencio o quizás en silencio dentro de la historia.

En Berlín, hay un museo que nos muestra una exposición de estos héroes, una exposición escondido en un patio viejo del barrio judío, al lado del clásico Café Cinema, la exposición Stille Helden.

Joachim Gauck, el actual presidente de Alemania, ha hablado con alumnos de secundaria de Berlin de los grandes nombres de los crímenes del Nazismo, pero no de sus grandes salvadores. Un ejemplo es Raoul Wallenberg, un sueco que salvó a miles de judíos en Hungría durnate la ocupación nazi. Después de la liberación del país a principios de 1945, desapareció. Se estima que este murió en una prisión soviético de la precedente KGB. Este año 2012, Wallenberg habría cumplido 100 años. Desde luego, salvadores, según el Presidente, en los que se debería haber honrado más por parte de Alemania, añadiendo además, que durante la RDA, todo se mantuvo bajo una manta de silencio.

La exposición habla de la posición de numerosos judíos, salvados ante la deportación, así como de todas aquellas personas que los salvaron. También se documentan numerosos intentos fallidos. Todo ello, una forma de muestra de resistencia, recuerdo de una historia y con una intención clara, democracia.

Películas que nos muestran este tema es por ejemplo la Lista de Schindler, una gran producción de Steven Spielberg.


Y otro lugar que nos muestra un héroe del silencio, es el del taller de ciegos de Otto Weidt, justo al lado de la exposición de Stille Helden. En este lugar taller trabajaron judíos ciegos y sordos durante el Nacionalsocialismo, siempre bajo la protección del fabricante de cepillos, Otto Weidt. La exposición pertenece hoy en día al Estado y por parte de la Federación Alemana hay un continuo interés en matener y agrandar este tipo de lugares, estando el comjunto citado, Otto Weidt y Stille Helden en Mitte, desde 2008.