jueves, 27 de diciembre de 2012

EN LA LUZ DE AMARNA

Fuente: Berliner Morgenpost


La exposición "En la luz de Amarna" conmemora los 100 años del descubrimiento de Nefertiti. En la colección no se muestra una figura legendaria, si no el modelo de una mujer en la Antigüedad.

Por su ascendencia, Nefertiti no era ninguna princesa, si no la hija de un burgués llamado Aja. Se casó con 16 años con el príncipe heredero Amenophis, hijo del faraón Amenophis III, el cual murió poco tiempo después. Amenophis se covertiría en governante de Egipto con el nombre de Amenophis IV y su esposa Nefertiti sería la Gran Reina de Egipto.

Durante su govierno y una primera fase tradicional, la pareja sufrió revoluciones culturales en el ámbito religioso que afectaron todos los aspectos de la vida de los egipcios. De golpe deja de presentarse la imagen de un solo Dios, y cientos de entes divinos empiezan a poblar el mundo de los dioses, el cielo o el submundo. A pesar de este cambio al politeísmo, sigue viviendo la idea de un único Dios, con la figura del Dios del Sol Re o Amun. Esta idea del gran Dios creador era la que Amenophis IV y Nefertiti defendían y la que los llevaría a sacudir las cadenas entre las tradiciones religiosas y culturales de Egipto.

Se introdujo una nueva figura divina: Aton, palabra que ya existía el año 2000 antes de Cristo con el significado de Sol como cuerpo celestial. Aton se separaría de esta tradicional idea y se manifestaría a través de la luz y en la luz. Aton sería Luz, él sería el brillo del Sol. Sería governante de los mundos y rey de los dioses.

Durante el cuarto o quinto año de govierno de la pareja egipcia, estos eligieron el desierto de Tell el-Amarna como lugar de veneración de su Dios, a medio camino entre El Cairo y Luxor. El nombre que recibiría esta ciudad santa: El horizonte de Aton. En pocos años la ciudad se convertiría en un lugar de centros religiosos y palacios.

La pareja real hizo de Aton, de forma inalterable e intolerante, un Dios único. Con esto, empieza el monoteísmo de la humanidad y por los textos originales y documentos se puede interpretar que Nefertiti fue partícipe de su fundación, siendo al mismo tiempo un ejemplo histórico en la igualdad de valores entre el hombre y la mujer dentro de la religión y la sociedad.

Si quieres visitar el museo te facilitamos las siguientes informaciones:


Información de la exposición: www.imlichtvonamarna.de
Horarios: abierto todos los días de 10-18 horas. Jueves hasta las 20 horas.
Precio: 14 € entrada de adulto y 7 € entrada reducida
Con tarjetas especiales, como la Museumscard o la Berlin Welcome Card Museumsinsel se tendrá que pagar un suplemento de 4 € en la entrada principal.



Algunas críticas en Tripavisor nos cuentan lo que piensan sus visitantes:

"Imperdible en el centernario del descubrimiendo del busto de Nefertiti"
"Merece la pena verlo"
"No me gustó la cola que tuvimos que soportar (más de hora y media), bajo la lluvia y con un frío espantoso, ya que sólo había dos taquillas para sacar los tiquets de acceso a todos los museos"
"No marches de Berlín sin ver este museo"
"Hicimos la visita guiada con cultourberlin y nos encantó este museo, muy interesante si te interesa el arte egipcio"
"Maravillosa Nefertiti"
"Una gran restauración arquitectónica"