lunes, 2 de enero de 2012

LA CUESTA DE ENERO

Tras una reciente publicación de la revista berlinesa "Zitty" se ha confirmado que la Comunidad Judía de Berlín tiene graves problemas económicos. El motivo principal es una duradera una mala gestión, además de las bajas contribuciones de los nuevos miembros de la Europa del Este.

El pasado diciembre de 2011 hubo elecciones en el consejo de la comunidad, con las que sólo participaron el 27% de los 9.300 miembros con derecho a voto - de ahí que la comunidad de judíos berlineses no muestra un gran interés por la admistración de esta comunidad.

Con 11.000 miembros esta es la comunidad más grande de Alemania, pero con aproximádamente 11 millones de euros de deudas. Además, el Senado de Berlín exige 6 millones de euros, más intereses,  por subsidios a jubilaciones que se han pagado de más. Hay quien dice, que el problema principal está en prometidas pensiones subidas de tono a 340 empleados, con un valor total de 31 millones de euros. La actual dirección critica la posición de la antigua administración, confirmando una mala gestión e ignorancia de la situación, teniendo cada año 2 millones de euros de pérdidas. Ahora toca estrecharse el cinturón.

La comunidad judía en Berlín crece constantemente año tras año, sobre todo con el incremento de judíos rusos, que supone su 80%.

Entidades sobre el Judaismo en Berlín:

Museo Judío de Berlín
De martes a Domingo de 10-20 h y lunes de 10-22 h
Entrada a 5 €/adulto, 2,50 € entrada reducida

Memorial al Holocausto Judío Europeo (museo)
De martes a Domingo de 10-20 h
Entrada gratuita

Museo Otto Weidt
Todos los días de 10-20 h 
Entrada gratuita

Museo de Anne Frank
De martes a Domingo de 10-18 h
Entrada a 5 €/adulto, 2,50 € entrada reducida

Sigagoga Judía (comunidad y museo)
De Sábado a Jueves de 10-18h 
Viernes de 10-14h
Entrada a 3,50 €/adulto, 3 € entrada reducida

Cementerios judíos en Berlín:

  • Ciudadela de Spandau: lugar donde se descubieron las tumbas judías más antiguas en una restauración en 1955. Se encontraron alrededor de 65 lápidas procedentes de diferentes cementerios, todas ellas de 1244 hasta 1474.
  • Cementerio Judío de la calle Großer Hamburger: Cementerio inaugurado en 1672, un año después que immigrasen a Berlín las primeras familias judías procedentes de Viena. Los entierros trendrían lugar en este cementerio hasta 1827, con lo que reposaron aquí 12.000 personas. En 1943, los nazis destruyeron el cementerio por orden de la Gestapo. La lápica de Moses Mendelssohn recuerda hoy en día este triste suceso.
  • Cementerio de la Schönhauser Allee: segundo cementerio abierto en 1827 repartido en 5 hectáreas con aproximádamente 22.000 lápidas. Una de las tumbas más conocidas es la del pinto Max Liebermann que se encuentra en la parte trasera del cementerio, como también el famoso compositor GIacomo Meyerbeer y Joseph Mendelssohn. También este cementerio fue destrozado en la era nazi, además de los elementos decorativos de metal, que fueron robados. 
  • Lapidarium: construido en los fundamos del antiguo tanatorio. Lugar donde ase exponen hoy en día 60 lápidas restauradas del siglo XIX y XX de distintos cementerios judíos de Berlín.
  • Judengang o pasillo judío: entre las calles Kollwitz y Metzer en Prenzlauer Berg se encuentra el muro trasero del cementerio. La leyenda dice que el rey Federico Guillermo III siempre se sentía destrozado en sus viajes hacia el castillo Niederschönhausen al ver los cortejos fúnebres al paso. De ahí que se construyó un camino apartado de la avenida principal, que además accedía al cemeterio con una entrada directa. 
  • Cementerio Judío de Weißensee: Este es el cementario de 1880 judío más grande de Europa. Cuenta con 40 hectáreas de superfície y 115.000 tumbas. Casi un tercio de los judíos alemanes vivían en Berlín antes de la "Schoa" - personalidades berlinesas encontraron aquí su final: el ilustrado Hermann Cohen, el creador del KaDeWe Adolf Jandorf y el gastrónomo Berthold Kempinski. Varios memoriales decoran el cementerio, como el dedicado al grupo de la resistencia judía-comunista y a los soldados caídos de la Primera Guerra Mundial. En octubre de 1941, cuando la deportación de la comunidad judío empezó en Berlín, 1.400 judíos se suicidaron para evitarse ese camino. La primera misa pública después de la liberación fue el 11 de mayo de 1945 en el pavellón central del cementerio. La comunidad intenta con esmero que el cementerio forme parte del reconicimiento de la UNESCO.
  • Cementerio de la comunidad ortodoxa Adass Jisroel: este cementerio nació en 1880 también en Weißensee. Hoy en día, este permanede cerrado pero puede visitarse con el consentimiento de la comunidad.
  • Cementerio de la Heerstrasse: Por la separación de Berlín, y por ello la separación de la comunidad judía, fue necesario la creación de un cementerio judío en la zona occidental de la ciudad. En 1955 se inauguraría un cementario judío en el barrio de Charlottenburg.