viernes, 18 de noviembre de 2011

Los restaurantes más creativos de Berlín

La gastronomía berlinesa cada vez tiene más que ofrecer, a parte de su conocido Currywurst de los '50 y la Boulette.

Antiguamente el berlinés buscaba la saciedad y platos como las sopas de cerveza y la col. En tiempos de Federico Guillermo, el Gran Elector, cuando invitó en 1685 a los perseguidos hugonotes, se trajeron numerosos platos a Berlín, para satisfacer a esta comunidad y a su gusto. De la pasta de carne nació la Boulette, y del tartar de ternera nació el Hackepeter. Las tabernas más originales ofrecen todavía estos platos, recordando las incluencias de Federico Guillermo, que no sólo nos trajo nuevas recetas sino también el consumo de la patata en 1783 y la introducción al impuesto de la sal en 1719, para poder financiar así su ejército. Él obligaría a cada ciudadano a consumir un mínimo de sal. De modo que la población usaría la sal para nuevos platos con los restos y un ejemplo de ahí saldrían los pepinillos. En fin, la tradición gastronómica berlinesa no deja de ser una herencia prusiana, que con el tiempo ha ido cambiando, sin olvidar que el Döner Kebap no deja de ser un descubrimiento berlinés (exactamente en Kottbusser Tor) de Mehmet Aygün en 1971.

Las últimas tendencias de la cocina berlinesa nos muestra una simbiosis entre la gastronómía y el recinto donde uno se encuentra, resultando un concepto innovador y algo extraordinario. Los berlineses buscan la combinación entre tradición vs. novedad, tradición vs. exotismo. Un resultado entre arte & cocina. Según la revista berlinesa zitty, a continuación se detallan algunos de los mejores restaurantes de la ciudad. Restaurantes berlineses por su perfil polifaetico, creativo, imprevisible y en continuo desarrollo.


FILETSTÜCK - Schönhauser Allee 45
FLEISCHEREI BERLIN - Schönhauser Allee 8
SUSURU BERLIN - Rosa-Luxemburg-Srt. 17
DOS PALILLOS - Rosenthaler Strasse 53
LITTLE OTIK - Graefestrasse 71
VOLT - Paul-Lincke-Ufer 21

Guten Appetit!