jueves, 28 de abril de 2011

Historias de la ORANIENSTRASSE

Fuente: Zitty

Quien hoy en día pasea por la Oranienstrasse desde la estación de metro "Görlitzer Bahnhof" se encuentra con un paisaje de fachadas lisas, sin balcones, iluminadas quizás por un camión de la basura, o un bus del transporte público, además de todos los restaurantes y locales que dan vida a la zona: como la agencia de viajes de una compañía de vuelo turca, la tienda de móviles de segunda mano, el "Späti" o tienda de venta tardía (resumido, un "casi" 24 h para comprar cerveza, colas, y patatas chip) y una casa ocupa, que se hace llamar O2  y O3, cuya fachada se bien reconoce por sus manchas de pintura. Desde luego, una Oranienstrasse sello de una forma de vida, cultura y manera de pensar.



La apertura de nuevas tiendas de diseño muestras una ruptura de la tradición del distrito y de una línia que no gusta nada a sus habitantes. Resultado: incremento de los alquileres, globalización comercial y carencia del famoso "multikulti" que identifica el barrio. Algunos no quieren pensar en eso y dicen que Oranienstrasse se queda como está - auténtica, heterogénea y multicultural.

La construcción del Muro hizo que la zona quedara desolada, declarándola en los 60 como zona necesitada de saneamiento y reconstrucción. El área de Oranienstrasse incrementó sus habitantes con trabajadores immigrantes turcos y justo cuando el Senado anunció el plan de construir una autopista al lado de la zona, empezaron a ocuparse casas en contra de esta iniciativa, provocando al final la renuncia de su realización. Durante los 70 la zona se llenó de emprendedores, Punks, artistas, momento en que se crearía el famoso SO36, una queridísima sala de conciertos de Kreuzberg.

Después de la caída del Muro mucha gente joven se fue, los barrios de Mitte y Prenzlauer Berg consiguieron fama y muchos de los locales de Kreuzberg quedaron desolados, sin clientes. Pero por suerte, la gente y la vidilla del barrio se recuperó a lo largo de los años 90. Hoy en día, Oranienstrasse está en pleno desarrollo y vuelve a ser tema de quizás preocupación a que pierda la esencia de nuevo recuperada hace 20 años.

Aunque la historia de Kreuzberg se centra en su "multikulti" o cultura underground y alternativa, la zona de Oranienstrasse fue también marcada por los grandes capítulos de la historia alemana.


Los primeros habitantes de la zona fueron los famosos hugonotes, que se establecieron en las zonas de pasto antes de alcanzar la muralla medieval.

Y el 24 de marzo de 1849 la calle fue llamada "Oranien", según el antiguo principado francés de Orange.

Foto postal: Oranienplatz



Foto del Archiv Scherl.

Oranienstrasse después de un ataque aéreo el 3 de febrero de 1945. Un tubo de agua se rebentó y se inundó la calle, de modo que los pasantes construyeron con las mismas ruinas una pasarela.




Entre muchas historias está la historia del gerente del restaurante "Kuchenkaiser", que durante el III. Reich tuvo que preparar para el Ministerio de Exteriores unas crèpes para que celebraran Nochevieja y por descuido (...) las hizo de mostaza. La Gestapo no se divirtió mucho con el manjar.

Kreuzberg, desde luego un barrio con carácter igual que su gente y sus historias.