miércoles, 16 de mayo de 2018

Carnaval de las Culturas 2018

¿Carnaval en mayo? Puede sonar extraño pero este fin de semana llega uno de los eventos más esperados del mes: el Carnaval de las Culturas. Desde el 16 de mayo de 1996 se celebra cada año el fin de semana de Pentecostés y la atracción principal es el desfile del domingo en el que las calles de Kreuzberg, desde Yorckstraße hasta Hermannplatz, se llenan de música y color.

Carnaval de las Culturas, Berlín, 2017. Foto: hanohiki

Lo que nació como una acción en contra de la violencia xenófoba, se ha convertido en todo un festival de referencia en la capital, como un canto de tolerancia que nos habla del carácter abierto y multicultural de Berlín, una de sus señas de identidad. Así que con el objetivo de reflejar la convivencia de culturas en la ciudad, durante cuatro días (desde el viernes 18 hasta el lunes 21 de mayo) la música, las experiencias gastronómicas exóticas, los conciertos y las fiestas inundarán el barrio más multicultural: Kreuzberg.

En las inmediaciones de la Blücherplatz es donde se sucederá la acción: el viernes desde las 16:00h hasta la medianoche, el sábado y domingo desde las 11:00h de nuevo hasta las 12h de la noche y por último el lunes de 11:00h a 19:00h.
Plano del Festival de las Culturas. Fuente: www.karneval-berlin.de
El punto culminante de los festejos llega el domingo con el gran desfile en el que participarán hasta 4000 personas. Este año han hecho un ligero cambio empezando el tradicional desfile desde Yorckstraße esquina Großbeerenstraße a las 12:30 y finalizando en Hermannplatz, de manera que se eviten las aglomeraciones en torno a la zona de Mehringdamm.

Culturas africanas, asiáticas, de los balcanes, latinas... su música y tradiones se vive en una fiesta para todos en la urbe más cosmopolita de Europa. 

jueves, 3 de mayo de 2018

50 años de mayo de 1968

Mayo es un mes especialmente reivindicativo. Esta naturaleza nos hace pensar irremediablemente en las protestas de trascendencia mundial que los estudiantes franceses llevaron a cabo en 1968. Pero no solo en Francia se gestaron marchas por parte de los estudiantes sino que, por ejemplo en Berlín, también mostraron su descontento con la sociedad que les estaba tocando vivir. Así, 2018 es un año especial porque el movimiento cumple 50 años.

Representante icónico del movimiento estudiantil: Rudi Dutschke
1968 es el año icónico del movimiento estudiantil, pero en Alemania ya un año antes venía fraguándose el clima de descontento entre los alumnos universitarios. En concreto fue el asesinato del joven Benno Ohnesorg -que asistía a las manifestaciones surgidas con motivo de la visita del Shah de Persia- por parte de un policía vestido de paisano, el suceso que prendió la mecha para que se iniciaran las protestas. Como uno de los personajes más visibles se destacó el muchacho Rudi Dutschke, el representante más destacado de la Asociación Alemana de Estudiantes Socialistas, que abanderó dichas revueltas. Con un discurso firmemente antibelicista también se caracterizó por su apoyo a la emancipación femenina.
Rudi Dutschke.
Foto: dominio público/wikimedia commons

Dentro de un contexto social aburguesado y antiguo, los estudiantes fueron vistos como una amenaza más que como un símbolo del cambio y un camino hacia el progreso. La labor de protesta de estos jóvenes desató la ira de los conservadores e hizo que la oposición ganara más fuerza, sin embargo esta ira se saldó con el intento de asesinato de Dutschke el 11 de abril de 1968, cuando se encontraba en la famosa calle comercial de Berlín Occidental Kurfürstendamm, donde Josef Bachmann, un joven de ultraderecha, descargaba tres tiros contra él tras añadir las palabras "¡cerdo comunista!". Después de esto, Dutschke quedó malherido y nunca llegó a recuperarse del todo, falleciendo 11 años después a causa de las secuelas de los disparos.

Este movimiento, extendido a todo el país, se diferenció de otros en Europa, porque en Alemania era fundamental hacer salir a la luz el terrible pasado nazi. Su lucha quería sacar de las esferas del gobierno a personalidades que habían mantenido lazos con el nazismo, así como hacer hincapié en la importancia de visibilizar esta fase de la historia en las escuelas y que hubiera lugar a debate. Su empeño por alcanzar mayores libertades y derechos consiguió cambiar la sociedad en muchos aspectos.






miércoles, 25 de abril de 2018

El Archivo Bauhaus se renueva

La escuela de la Bauhaus es uno de los hitos fundamentales para la historia del arte, la arquitectura y el diseño de la Alemania de principios del siglo XX. La escuela, fundada en 1919 por el arquitecto Walter Gropius en Weimar y que está próxima a celebrar su centenario, nació para reformar los principios de enseñanza de las disciplinas artísticas. Alcanzará su punto culminante entre 1925 y 1932 -un año más tarde será clausurada por el régimen nacionalsocialista- cuando se trasladen a la cercana localidad de Dessau donde, en la actualidad, se pueden visitar el complejo arquitectónico e instalaciones de dicha escuela, Patrimonio de la Humanidad UNESCO desde 1996.

Exterior del Bauhaus Archive. Foto: Eisenacher/Wikimedia Commons/ CC BY-SA 3.0
El centro de la Bauhaus en Berlín: Bauhaus Archiv. Museum für gestaltung.
Con el nombre de "Archivo Bauhaus. Museo de diseño", el origen de este espacio se debe a la iniciativa del historiador del arte alemán Hans Maria Wingler. Con la intención de crear una colección unitaria sobre el movimiento de la Bauhaus, aplicó un concepto dinámico y orgánico huyendo de la idea de simple almacenaje de un museo tradicional, para entenderlo como un lugar que seguirá ampliándose, viviendo, y creando nuevas ideas. Un lugar de referencia evidente sobre la Bauhaus que, con este principio sigue aportando información con publicaciones, exposiciones y eventos sobre la historia y principios de la escuela, así como de su influencia posterior.

Un proyecto que comienza su andanza en 1960 con el apoyo del ideólogo original del movimiento: Walter Gropius, con una primera sede en la localidad de Darmstadt, pero que, dado el crecimiento que experimentó la colección, finalmente se trasladó a Berlín dónde se decidió construir un edificio nuevo, el actual edificio. El arquitecto, pieza clave en la creación de la Bauhaus, fue el encargado de diseñar este edificio, el cual fue construido entre 1976 y 1979. 

La colección de la institución abarca todas las facetas creativas del grupo lo que nos permite conocer no solo sus principios básicos vinculados con el trabajo artesanal así como con el diseño industrial, sino también la vida  y obra de alumnos y profesores de la escuela. Todo ello reflejado con material fotográfico, objetos muebles, objetos textiles, escenografías, etc.

Interior de las instalaciones. Foto: Myriam Thyes/Wikimedia Commons/ CC BY-SA 4.0
Actualidad
El museo se muestra desde hace varias semanas en su esencia más pura bajo una acción denominada "Open House". Con motivo de la inminente renovación y ampliación de sus instalaciones -con la construcción de un nuevo edificio y la utilización del germen de Gropius como archivo propiamente dicho y biblioteca-, el museo se muestra completamente vacío. La intención es sacar a relucir su belleza arquitectónica y que el visitante pueda centrarse únicamente en el edificio en sí mismo. Por ello, se realizan diariamente, excepto los martes, visitas guiadas en alemán e inglés dos veces al día.

Lamentablemente son pocas las oportunidades que nos quedan para disfrutarlos, ya que este domingo día 29 las puertas del museo se cerrarán para modernizarse. Un día, el de la despedida, en el que se ofrece un programa de lo más completo con clases de yoga, discusiones sobre el proyecto Bauhaus, jazz... Si estás en Berlín, apresúrate para disfrutar de una experiencia única difícilmente repetible.




martes, 17 de abril de 2018

David Hasselhoff: amor por Berlín

David Hasselhoff, ese personaje entre la gloria y el absurdo. Icono de los ochenta siempre será para muchos Michael Knight, protagonista de la mítica serie El Coche Fantástico, momento a partir del cual, adquirió fama a nivel mundial. Pero no solo de coche fantástico vive el hombre, y por supuesto, todos recordamos su papel como Mitch Buchannon en Los Vigilantes de la Playa, salvando las vidas de los bañistas de Malibú.


Te estarás preguntando por qué hablamos de David Hasselhoff hoy, pero todo tiene una buena explicación. La semana pasada visitó la ciudad con motivo de su concierto en el Friedrichstadt Palast -porque Hasselhoff también es cantante- con un espectáculo idóneo para los nostálgicos de los ochenta y los amantes de lo kitsch. Por ello, queremos recordar la especial relación que se forjó entre el actor y cantante con la ciudad de Berlín. Sigue leyendo porque no tiene desperdicio.

Hasselhoff y el Muro de Berlín

Hombre polifacético, su trabajo en la industria de la música es el punto que más nos interesa en el post de hoy. Empezó en 1985 con el álbum Night Rocker, pero será durante el verano de 1989 cuando versionó una canción alemana de los años setenta al que rebautizó como "Looking for a freedom", que alcanzó el éxito en el país germano. La canción se convirtió en un himno para todos aquellos que ansiaban la unidad entre las dos Alemanias, algo que él mismo entiende como una contribución personal a dicha unidad y a la caída del Muro de Berlín. Todo ello culminó en 31 de diciembre de 1989 cuando Hasselhoff cantaba su gran hit junto a la Puerta de Brandeburgo subido a una grúa y con el atuendo más ochentero posible (bufanda con estampado de teclado de piano y chaqueta de cuero con luces incluidas), sobre las ruinas del Muro que había caído el 9 de noviembre del mismo año. Esta anécdota ha hecho que surja el mito, y en Berlín se bromea diciendo que realmente fue el actor y cantante el encargado de derribarlo.



¿Dónde podemos recordar la hazaña de Hasselhoff en la actualidad?

Asombrosamente, Berlín goza del privilegio de tener el primer museo del mundo sobre David Hasselhoff. Ubicado en el albergue The Circus Mitte en la Weinbergsweg, todo empezó cuando un estudiante de arte pintó el retrato del actor en el sótano y desde aquí han ido acumulando objetos hasta crear oficialmente este espacio. Un lugar especial en el que celebran el 17 de julio como el Día de David Hasselhoff por tratarse de su cumpleaños, lideran una iniciativa para cambiar el nombre de su calle por el del artista y, en las mesitas de noche de las habitaciones, no sería raro encontrarse con la biografía del personaje.

La capital alemana es un lugar lleno de sorpresas, seguramente no imaginabas esta unión tan curiosa y tan divertida con la que poder conocer la "verdadera" historia berlinesa.

martes, 3 de abril de 2018

Parques y mercadillos en Berlín: Mauerpark

La primavera en Berlín ha empezado muy tímida sin que la hayamos percibido de ninguna manera. La ciudad mantiene su gris habitual y solo hace unos días todavía podíamos disfrutar de una Semana Santa pasada por agua, frío y nieve. Pero en Berlín las cosas son así, el tiempo cambia en cuestión de horas y parece que podemos mantener la esperanza primaveral ya que nos espera una subida de temperatura considerable estos días. Con la llegada del tan ansiado calorcito (o por lo menos que podamos ir dejando las capas térmicas en el armario), nuestra mente empieza a organizar planes. Si visitas la ciudad en esta época del año (o en verano, en definitiva con buen tiempo) y te preguntas: ¿qué hacer en Berlín?, a continuación te damos una idea muy primaveral.

Mauerpark. Foto: Franz Richter (User: FRZ)/ wikimedia Commons/CC BY-SA 3.0

Mauerpark
Lugar de reunión para todos en Berlín, el Parque del Muro, como podríamos traducirlo, recibe este apelativo porque por aquí pasaba el Muro de Berlín, que dividió la metrópoli durante 28 años. Aquí convergen los barrios de Prenzlauer Berg (este) con el de Wedding (oeste) y, lo que hoy en día es un espacio verde lleno de vida, fue en su momento lugar fronterizo entre ambos Berlines.

Bearpit Karaoke en Mauerpark. Foto: Niels Elgaard Larsen/Wikimedia Commons/CC BY-SA 3.0

En la actualidad destaca por su ambiente relajado y lleno de vida. En este gran parque podrás, desde jugar al baloncesto, hasta pasearte y rebuscar entre los puestecillos de su mercadillo. ¿cuáles son las actividades que más destacan? Sin duda su karaoke dominguero, que comienza al mediodía (a partir de las 15:00 horas) y está abierto a todos, es uno de sus atractivos. En la ladera del parque se ubica un anfiteatro, en el que un público ardiente y fervoroso dispuesto a corear las más variadas canciones animará a los valientes que se atrevan a entonar unas notas. También abundan los malabaristas, artistas y músicos, lo que ofrece un ambiente bohemio característico de este lugar.

También domingo, el parque se vuelve un bosque de tenderetes ya que se celebra uno de los mercadillos más destacados de la ciudad. En él podrás encontrar desde antigüedades hasta ropa y accesorios vintage, pasando por propuestas de diseño donde comprar cosas diferentes. Además, los numerosos puestos de comida son una alternativa económica para matar el hambre dentro de una oferta muy variopinta de cocina internacional, algo que, si eres de los que les gusta probar cosas nuevas, te gustará. 

Como extra, puedes callejear y perderte por el barrio. Está lleno de cafeterías y restaurantes con mucho encanto. Así mismo, este parque se encuentra muy próximo al Memorial y centro de documentación del Muro de Berlín (Gedenkstätte Berliner Mauer en la Bernauer Straße), en el que se exhibe una exposición gratuita sobre los inicios desarrollo y caída de la edificación, valiéndose de bastante material gráfico, a lo que hay que sumar la información proporcionada por la instalación al aire libre. De esta forma tu visita puede complementarse con un poco de historia de Berlín.

Información práctica
Las paradas de metro más cercanas son: Eberswalder Straße (línea U2) y Bernauer Straße (línea U8).
El día indicado para disfrutar de todo esto es el domingo

viernes, 23 de marzo de 2018

¿Qué les pasa a los alemanes con el ahorro?

¿Qué les pasa a los alemanes con el ahorro? Dentro de los tópicos que los definen se cuela como uno más su amor incondicional por ahorrar. Por ello, en el Deutsches Historisches Museum en cooperación con la caja Berliner Sparkasse, han decidido hacer un repaso de esta intensa relación con una exposición temporal que comienza hoy y que se mantendrá abierta hasta el 26 de agosto.


 Sparen: Geschichte einer deutschen Tugend.
Este es el título que desde el DHM (Deutsches Historisches Museum) ha elegido y que podríamos traducir aproximadamente como: "Ahorrar: historia de una virtud alemana". El museo, ubicado en la famosa avenida Unter den Linden, pretende con esta muestra establecer un diálogo sobre el comportamiento tradicional de ahorro de los alemanes dentro del contexto internacional con un marco temporal que parte de la ilustración hasta la actualidad.

La exhibición nos lleva a realizar un viaje cultural a través de objetos tan cotidianos como una hucha o una libreta de ahorros. Desde la más temprana infancia se fomenta esta cultura del ahorro alentando a los niños a crear desde muy jóvenes sus cuentas en el banco. En muchos casos los alemanes ahorran por el simple hecho de ahorrar, sin un fin posterior de inversión claro, lo que refleja su necesidad de sentirse seguros de cara al futuro y lo importante que es para ello la ausencia de deuda.

Pero no solo se tratan cuestiones relacionadas con las economías familiares, sino que la exposición deja espacio para el análisis del ahorro en las empresas y la financiación estatal a la que aplican la tan sonada austeridad alemana que se hizo famosa con la crisis del euro. Dicha austeridad ha sido motivo de crítica desde otros países europeos que opinan que debilita a la UE así como al propio país. Sin embargo, ellos hacen gala de su superávit, el cual desde el nuevo gobierno, ya han anunciado que van a mantener intacto.

Una apuesta diferente e interesante para entender las mentes germanas en materia de dinero, un aspecto cultural más, que desde el museo nos ayudan a comprender.

viernes, 16 de marzo de 2018

La vanguardia de Yves Tanguy en Berlín

El surrealismo es una corriente artística que va en consonancia con la cara excéntrica de Berlín. La ciudad presenta desde diciembre el trabajo gráfico del pintor francés Yves Tanguy, una exposición presentada en la sede de la Colección Scharf-Gerstenberg en el barrio de Charlottenburg que se mantendrá abierta hasta el 8 de abril.

Acceso a uno de los edificios de la Colección Scharf-Gerstenberg.
Foto: Kanakari at the german language Wikipedia/CC BY-SA 3.0

El artista
Yves Tanguy perteneció al círculo surrealista parisino que creció al abrigo de la potente figura de André Bretón. Entrará en contacto con el movimiento a partir de 1925 abrazando sus preceptos como el automatismo. Inspirado a su vez por los paisajes metafísicos de Giorgio de Chirico, su obra recrea mundos psíquicos y atemporales con figuras oníricas que pueblan espacios llenos de silencio.

La Exposición
Frente al palacio barroco de Charlottenburg se ubica la Colección Scharf-Gerstenberg, que está especializada en obras que nos transportan al mundo fantásticos y por supuesto, en dicho mundo, destacan las obras pertenecientes al surrealismo. Creadores como Max Ernst, René Magritte o Salvador Dalí son algunos de los genios que se exhiben en las salas del museo.

Actualmente dedican su exposición temporal al francés Yves Tanguy con una muestra que recoge un amplio abanico de obras gráficas del artista. El centro de la misma está protagonizado por ejemplos de su producción de grabados, los cuales muestran otras facetas del creador. La muestra pretende a su vez hacer un repaso por el movimiento surrealista gracias a la obra del autor, enlazándola con la de sus coetáneos.

Información Práctica
El museo está abierto de martes a viernes entre las 10:00 y las 18:00 horas y los fines de semana de 11:00 a 18:00 horas. Los lunes está cerrado.

El precio de las entradas es de 12€ y 6€ en el caso de la tarifa reducida. Con esta entrada se incluye la visita a la exposición temporal, a colección Scharf-Gerstenberg y al Museo Berggruen que está justo en frente.

Mundos enigmáticos cargados de misterio se presentan al espectador para hablar del subconsciente. Un autor representativo de las vanguardias que se desarrollaron en los círculos parisinos más influyentes del arte. ¡No te lo pierdas si estás en Berlín!